Reza el viernes el Vía Crucis con tus hijos en casa.

   Esta Semana Santa, quedándonos en nuestras casas en plena pandemia, estaremos seguramente más cerca del dolor que padeció Cristo. Los cristianos lo recordamos especialmente al rezar los viernes de Cuaresma y de Pasión una de las devociones más antiguas y bellas: el Vía Crucis.

   En familia vamos a preparar uno para poder rezarlo en casa todos juntos adultos y niños. Podes descargar, imprimir estas ilustraciones para después colocarlas en 14 lugares de la casa que se convertirán en las estaciones del Vía Crucis casero.

   Una vez instalado en casa. Se busca un buen momento para rezarlo el viernes Santo.

   ¿Cómo se reza el Viacrucis?

   Esquema básico para rezar el Vía Crucis.

Guía: en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Todos: Amen

Guía: Oración inicial

   Señor, concédeme compartir contigo el camino de la Cruz, penetrar en tus pensamientos y sentimientos: ¿Qué pensabas, qué sentías cuando cargabas la Cruz por la humanidad, por mí? No sé si llegue a comprender lo que significó para Ti esta vía dolorosa. Sin embargo, desde mi pequeñez me atrevo a caminar contigo estas estaciones, dejándome impresionar por la contemplación de tu misterio, buscando tu mirada de dolor, de agonía, de muerte, de paz.
 
   A
ntes y después de cada estación.

   Antes de cada estación: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.
Después de cada estación: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
 
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: I Estación: Jesús es juzgado, acusado falsamente, calumniado, abandonado por los suyos e injustamente condenado a muerte.

Oración. Guardaste silencio. ¡Oh Jesús silencioso, enséñame a callar, y a guardar silencio incluso en el sufrimiento!

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: II Estación: Jesús es cargado con la Cruz. Con gran amor la abraza. En ella expiará nuestros pecados. Piensa en nosotros y camina hacia el Calvario.

Oración: Jesús enséñame a comprender tus palabras: “Si alguno quiere venir en pos de mí, QUE TOME SU CRUZ.”

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: III Estación: Jesús no puede más; las fuerzas se le terminan y cae.

Oración: Jesús dame fuerzas para no quedarme nunca caído. Anima mis desalientos.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: IV Estación: Jesús encuentra a su Madre. El dolor de ver sufrir a su madre le abre nuevas zonas de dolor en su corazón. Sin embargo, al mismo tiempo, toparse con una mirada amorosa es un consuelo.

Oración: María, que venciendo todo respeto humano fuiste capaz de consolar a tu Hijo en el camino del Calvario, que pueda experimentar tu mirada en mis dificultades y aflicciones.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guia: V Estación: Simón de Cirene ayuda a Jesús a llevar la Cruz.

Oración: Jesús, así como Simón te ayudó a cargar la Cruz; ayúdame tú en mis flaquezas y debilidades.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: VI Estación: El rostro desfigurado de Jesús, conmueve el corazón de una mujer y con un lienzo lo enjuga cuidadosamente.

Oración: Jesús, graba en mi corazón tu imagen y que siempre la tenga presente.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: VII Estación: Jesús, bajo el peso de la Cruz, cae por segunda vez.

Oración: Jesús, ¡que no te cansen mis constantes recaídas!

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: VIII Estación: El Señor no acepta la vana compasión de las hijas de Jerusalén.

Oración: Jesús, haz que aprenda que llevar tu Cruz vale mucho más que todos los honores de la tierra.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”. 
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: IX Estación: Jesús cae por tercera vez.

Oración: Jesús, que no pierda la esperanza cuando experimento que tu Cruz implica no parecer valiente y esforzado en el sufrimiento y ser por esto más despreciado.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”. 
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: X Estación: El Señor es despojado de sus vestiduras.

Oración: Jesús, despojado de todo, por mi amor. Haz que me desprenda, por tu amor, de todas las creaturas para que Tú seas mi único tesoro.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.
 
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: XI Estación: El Señor es clavado en la Cruz.

Oración: Jesús, que te dejaste clavar en la Cruz sin quejarte, concédeme nunca quejarme por cosas inútiles de nada, ni de nadie, ni interiormente.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”. 
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: XII Estación: El Señor muere en la Cruz.

Oración: Jesús, concédeme aceptar de todo corazón el tipo de muerte que hayas pensado para mí, y aceptarla con todas sus angustias, penas y dolores. Concédeme en esos momentos unirme a tu muerte y ofrecer la mía como consumación de mi camino hacia Ti, aquí en la tierra.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”. 
Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: XIII Estación: Bajan el cuerpo inerte de Jesús y lo recibe María en sus brazos. “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.

Oración: Jesús, que pueda estar en los brazos de María en los momentos más difíciles de mi vida y experimentar la protección maternal de tu santa Madre.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.

Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

Guía: XIV Estación: Depositan a Jesús en el sepulcro y María se queda con Juan.

Oración: Madre mía que, así como Juan te hizo compañía como un hijo, yo pueda estar siempre en tu compañía con los mismos sentimientos que estuvo contigo el discípulo amado de Jesús.

Todos: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.

Todos: “Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo y a mí pecador”.

(Opcional: XV Estación: Jesús resucita

Oración: Señor, que tu resurrección sea el motor de vida, la energía de mis pensamientos y acciones).

Guía: “¡Por tu Cruz y Resurrección nos redimiste, salvador del mundo sálvanos!”.

Guía: Oración final:

   Señor, que la meditación de tus dolores y sufrimientos doblegue mi soberbia, ablande mi corazón y lo disponga a recibir tu inagotable amor y perdón. Que consciente de mis caídas y defectos, en medio de mis penas y de mis trabajos, te busque siempre y que, contemplando tu corazón abierto y herido por mí, pueda lanzarme como una gotita de agua en él y me pierda para siempre en la inmensidad infinita de tu misericordia. Amén.

VIA CRUCIS PARA NIÑOS CON DIBUJO.

Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

1º Estación: Jesús es condenado (Lc 23, 20-25).

   Pilato volvió a dirigirles la palabra con la intención de poner en libertad a Jesús. Pero ellos seguían gritando: "¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!" Por tercera vez les dijo: "¿Qué mal ha hecho este hombre? No encuentro en él nada que merezca la muerte. Después de darle un escarmiento, lo dejaré en libertad".  Pero ellos insistían a gritos, reclamando que fuera crucificado, y el griterío se hacía cada vez más violento.  Al fin, Pilato resolvió acceder al pedido del pueblo. Dejó en libertad al que ellos pedían, al que había sido encarcelado por sedición y homicidio, y a Jesús lo entregó al arbitrio de ellos.

2º Estación: Jesús carga la cruz. (Jn 19, 17).

   Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al lugar llamado "del Cráneo", en hebreo, "Gólgota".

 

3º Estación: Jesús cae por primera vez. (Lam 3, 1-7).

   Soy el hombre que ha visto la aflicción bajo el látigo de su furor. Me ha llevado y me ha hecho caminar en tinieblas y sin luz. Contra mi vuelve y revuelve su mano todo el día. Mi carne y mi piel ha consumido, ha quebrado mis huesos. Ha levantado contra mí en asedio tortura y amargura. Me ha hecho morar en tinieblas, como a los muertos de antaño. Me ha tapiado, no puedo salir, me ha echado pesadas cadenas.

4º Estación: Jesús se encuentra con su madre. (Lc 2, 34-35).

   Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: "Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y como signo de contradicción ­¡y a ti misma una espada te atravesará el alma!­ a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.

5º Estación: El cireneo ayuda a Jesús a cargar la cruz. (Mc 15, 21-22).

   Y lo obligaron a uno que pasaba, a Simón de Cirene, que volvía del campo, el padre de Alejandro y de Rufo a que llevara su cruz. Le conducen al lugar del Gólgota, que quiere decir: Calvario.

 

6º Estación: La Verónica enjuga el rostro de Jesús. Is 50, 6-7.

   Ofrecí mi espalda para que me azotaran y dejé que me arrancaran la barba. No retiré la cara  de los que me insultaban y escupían.  El Señor es quien me ayuda: por eso no me hieren los insultos; por eso me entrego firme como una roca, pues sé que no quedaré en ridículo.

7º Estación: Jesús cae por segunda vez. 1 Pe 2, 23-24.

   Cristo mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, para que nosotros muramos al pecado y vivamos una vida de rectitud. Cristo fue herido para que ustedes fueran sanados. Pues ustedes andaban antes como ovejas extraviadas, pero ahora han vuelto a Cristo, que los cuida como un pastor y vela por ustedes.

8º Estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén. Lc 23, 27-28.31.

   Lo seguían muchos del pueblo y un buen número de mujeres, que se golpeaban el pecho y se lamentaban por él.
Pero Jesús, volviéndose hacia ellas, les dijo: "¡Hijas de Jerusalén!, no lloren por mí; lloren más bien por ustedes y por sus hijos. Porque si así tratan a la leña verde, ¿qué será de la leña seca?

9º Estación: Jesús cae por tercera vez. Is 53, 7-8b.

   Fue maltratado, pero se sometió humildemente, y ni siquiera abrió la boca; lo llevaron como cordero al matadero, y él se quedó callado, sin abrir la boca, como una oveja cuando la esquilan. Se lo llevaron injustamente, y no hubo quien lo defendiera; nadie se preocupó de su destino.

10º Estación: Jesús es despojado de su ropa. Sal 22, 17-19.

   Como perros, una banda de malvados me ha rodeado por completo; me han desgarrado las manos y los pies. ¡Puedo contarme los huesos! Mis enemigos no me quitan la vista de encima; se han repartido mi ropa entre sí, y sobre ella echan suertes.

11º Estación: Jesús es clavado en la cruz. Lc 23, 33-34. 38.

   Cuando llegaron al sitio llamado La Calavera, crucificaron a Jesús y a los dos criminales, uno a su derecha y otro a su izquierda. Y había un letrero sobre su cabeza, que decía: Éste es el rey de los judíos.

 

12º Estación: Jesús muere en la cruz. Jn 19, 28-30.

   Después de esto, como Jesús sabía que ya todo se había cumplido, y para que se cumpliera la Escritura, dijo: - Tengo sed.
Había allí un vaso de vino agrio. Empaparon una esponja en el vino, la ataron a una rama de hisopo y se la aceraron a la boca.
Jesús  bebió el vino agrio, y dijo: - Todo está cumplido.
Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.

13º Estación: Bajan a Jesús de la cruz. Jn 19, 31-34.

   Era el día antes de la Pascua, y los judíos no querían que los cuerpos quedaran en las cruces durante el sábado, pues precisamente aquel sábado era muy solemne. Por eso le pidieron a Pilato que ordenara quebrar las piernas  a los crucificados y que quitaran de allí los cuerpos. Los soldados fueron entonces y le quebraron las piernas al primero, y también al otro que estaba crucificado junto a Jesús. Pero al acercarse a Jesús, vieron que ya estaba muerto. Por eso no le quebraron las piernas. Sin embargo, uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza, y al momento salió sangre y agua.

14º Estación: Jesús es sepultado. Jn 19, 41-42.

   En el lugar donde crucificaron a Jesús  había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo donde todavía no habían puesto a nadie. Allí pusieron el cuerpo de Jesús, porque el sepulcro estaba cerca y porque ya iba a empezar el sábado de los judíos.

 

Oración final.

Señor, que la meditación de tus dolores y sufrimientos doblegue mi soberbia, ablande mi corazón y lo disponga a recibir tu inagotable amor y perdón. Que consciente de mis caídas y defectos, en medio de mis penas y de mis trabajos, te busque siempre y que, contemplando tu corazón abierto y herido por mí, pueda lanzarme como  una gotita de agua en él y me pierda para siempre en la inmensidad infinita de tu misericordia. Amén.

descargaboton.png

Descarga todas las imágenes para colorear.

Proyecto Gurisaes

Obra Don Orione en Uruguay

Calle Porongos 2292, esquina Libres

Montevideo - URUGUAY

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

info@donorione.org.uy

Club de niños: 2203 5419

Centro Juvenil: 2203 5479
www.donorione.org.uy